Lo primero que hay que decir, aunque parezca una obviedad, es que en cualquier caso necesitamos tener una página web propia donde demos a conocer nuestra actividad, y además que esta web tenga una serie de características que permitan por un lado que los buscadores la pueda leer correctamente para posicionarla, y por otro, que sea lo suficientemente atractiva en diseño y contenidos para que cuando el paciente acceda a ella, termine contactando con nosotros.

Más adelante desarrollaremos un poco como debe  de ser una buena web médica.

Como hemos dicho antes, los criterios que utiliza Google para aparecer en cada uno de los 3 grupos de resultados son totalmente distintos, así que vamos a analizarlos por separado:

  1. Enlaces médicos patrocinados:

Google ofrece estos espacios preferentes a cualquier empresa o particular, para colocar anuncios relacionados con la búsqueda que se ha realizado. Cualquiera que tenga algo que ofrecer puede unirse al programa “Adwords” de Google y crear una campaña publicitaria para atraer a potenciales compradores de sus productos o servicios.

A grandes rasgos podemos decir que la posición que ocupa un anuncio en la página de resultados, viene determinado por un sistema de “pujas”, donde cada anunciante pone una oferta para que su anuncio salga más arriba. Hay que decir no obstante, que este no es el único criterio que Google tiene en cuenta, y también depende de otros factores más cualitativos.

¿Cuánto cuesta poner un anuncio en Google Adwords?

A priori cabría pensar que tiene que ser muy caro el aparecer ahí, y que estos son espacios reservados a grandes anunciantes como portales médicos, grandes clínicas o franquicias de centros de estética.

¡Pues en realidad no es así!

Para empezar, hay que decir que Google sólo te cobra en el momento que alguien hacer “clic” en tu anuncio, hasta entonces este se ha podido mostrar 100 veces y no haberte costado nada. Eso sí, cuando un anuncio se muestra mucho y nadie hace clic, al final este es penalizado y se irá mostrando menos a menudo y en puestos más bajos.

En verdad “cualquiera” puede aparecer en estos espacios del sector médico, solamente hay que conocer los criterios que valora Google para subir tu anuncio, hacer una atractiva campaña y un buen seguimiento día a día de los resultados para ir optimizando, y de esta manera conseguir hacer una campaña muy rentable. La técnica para posicionar un anuncio en las mejores posiciones al menor coste posible es lo que los profesionales de marketing digital llaman “SEM” (Search Engine Marketing).

Siempre tendremos que buscar un equilibrio entre presupuesto disponible y el número de visitas que quiero atraer a mi web. Cuanto más delimitada sea mi campo de acción, más barato será el aparecer con mi anuncio y además las visitas que tenga serán de mayor calidad, aunque en contra habrá que decir, que menor número de visitas atraeré a mi web médica.

Por ejemplo: Yo puedo limitar el presupuesto que quiero gastarme a 5€ diarios, y se me ocurren dos estrategias.

a) Patrocino la palabra “dermatólogo” de manera que en el momento que alguien haga una búsqueda que incluya esta palabra, aparecerá mi anuncio (si mi puja es suficiente). ¿Qué pasará?, pues lo primero es que la competencia será alta y me costará digamos 0,50 € cuando alguien haga clic, por lo que en la primera hora del día cuando haya tendido 10 clics, acabará mi campaña de anuncios hasta el día siguiente. Además como es una búsqueda genérica mi anuncio aparecerá lo mismo cuando alguien busca un dermatólogo en Madrid, que cuando alguien está buscando donde es un congreso de dermatólogos. Vamos, que hemos tirado el dinero.

b) Vamos a ir al otro extremo y quiero ir a lo seguro, y como tengo una consulta en pleno centro de Madrid y soy especialista en tratamientos para la psoriasis, patrocino la búsqueda “especialista en tratamiento de psoriasis calle Abascal”. ¿Qué pasará ahora?, pues que el clic de esa búsqueda me costará 0,06 € y además cuando alguien haga clic va a ir a mi web, y va a ver que soy especialista en ese tema y además estoy a 100 metros de su casa, luego tengo muchas probabilidades de conseguir ese paciente. El problema es ¿Cuántas veces va a aparecer mi anuncio en todo un mes?¿qué probabilidad hay de que alguien haga esta búsqueda?

Por eso hablamos de “buscar el equilibrio”.

Las campañas de Adwords, son la manera más rápida y efectiva seguramente de conseguir visitas a mi web y por tanto pacientes para mi consulta o clínica, aunque tienen un coste directo asociado.

El secreto del éxito: “Un buen anuncio, de un buen producto, explicado en una buena web”

 

  1. Resultados de búsquedas locales para médicos:

 El posicionarnos entre los resultados de las búsquedas locales es un tipo de “resultados naturales” como es el grupo 3 de resultados, y por lo tanto no son resultados publicitarios ni tienen ningún coste directo cuando alguien hace clic sobre ellos. Sin embargo el posicionarse en el grupo 2 o en el 3 tiene sus peculiaridades. Si mi empresa del sector médico es local, digamos una clínica o una consulta médica en una ciudad concreta, me va a interesar posicionarme dentro del grupo de resultados locales por varias razones:

  • El 40 % de las búsquedas en Google, son búsquedas locales, y cuando se está buscando contratar un servicio concreto el % es mucho mayor.
  • Normalmente me interesa que me localice alguien dentro de mi ciudad, y no alguien de la otra punta del país, ya que habitualmente mis pacientes son de mi ciudad (no siempre tiene que ser así)
  • Es mucho más sencillo posicionarse bien a nivel local que a nivel global, ya que la competencia  es mucho menor.
  • Cuando un usuario está “logeado”  o Google reconoce la localidad de su IP, o hace la búsqueda desde un móvil, normalmente le va a devolver resultados locales de su búsqueda.

Para posicionarnos en los primeros puestos de Google sin pagar por aparecer, lo que hacemos es lo que entre los profesionales del marketing digital se llama “SEO” (Search Engine Optimization), o lo que es lo mismo optimizar mi página web para que los buscadores muestren un enlace a la misma en la mejor posición posible. Las técnicas para conseguir esto son variadas porque en realidad nadie sabe al 100%  qué es lo que valora Google para ordenar sus resultados ante una búsqueda.

Cuando quiero posicionarme a nivel local, hay que tener en cuenta siempre el posicionar palabras locales junto a las palabras que definen tu negocio. En este caso cuando diseñemos la web es mejor hablar de mi clínica como “clínica dermatológica en Logroño” que no simplemente “clínica dermatológica Dr. X”.

Otras cosas a tener en cuenta y que Google detecta, es poner la dirección completa de la clínica, el código postal y el teléfono con prefijo local, etc.

También es fundamental dar de alta el negocio en “Google Places”, que es el servicio de localización de empresas de Google, y así no solamente ayudas al posicionamiento local, sino que tu clínica o consulta aparecerá señalada en un mapa arriba a la derecha.        

    busqueda local medicos

 

  1. Resultados  naturales de la búsqueda de médicos:

En esta parte de la página de resultados, es donde Google muestra los resultados a nivel general que mejor se adaptan en su opinión a lo que el usuario está buscando. Esto lo decide en función de muchos criterios (se calcula que unos 200 diferentes), que están ponderados en su famoso “Algoritmo”.

Aquí es donde las técnicas SEO de posicionamiento tienen una labor fundamental. Aparecer aquí es sin duda la parte más complicada del posicionamiento en buscadores, ya que es la parte que más “clics” recibe por lo general (salvo cuando se hace una búsqueda local), y la competencia es muy grande y diversa. Aquí para una misma búsqueda estás compitiendo con las grandes corporaciones que llevan años posicionándose en buscadores, definiciones de Wikipedia, videos de Youtube, portales médicos verticales, asociaciones de médicos, blogs y un largo etcétera.

Por esta razón, el posicionarse en esta “zona 3” normalmente requiere un trabajo de un profesional del marketing digital o un experto SEO que conoce bien las técnicas a utilizar en cada caso.

Otra buena manera de aparecer entre estos resultados, es participar en portales médicos verticales, donde se agrega información de muchos médicos de una misma especialidad, y de esta manera se consigue un “poscionamiento natural” por suma de mucha información de una misma especialidad médica. Y a partir de ahí, la técnica será similar, destacar yo para que contacten conmigo. Incluso en este caso es fundamental tener una Web propia para poder dar una información propia al potencial cliente.

La buena noticia es, que el sector médico no tiene un desarrollo tan fuerte y desde hace tantos años como ocurre en otros sectores de actividad y todavía es posible posicionarse aquí haciendo un buen estudio de las palabras por la que nos interesa aparecer (estudiando la competencia). Hay otros sectores que es prácticamente imposible desbancar a las empresas que aparecen en los primeros puestos, pensemos en hoteles, seguros, vuelos, inmobiliaria etc.

 

* Este post es la continuación de la quinta parte de la “Guía práctica para atraer pacientes a través de Internet – PARTE VI” dentro de una serie de artículos relacionados realizada por el equipo de MarketingMédico.

Valoración post