Para responder a esta pregunta, vamos ha realizar un ejemplo práctico para verlo lo más claro posible.

Imaginamos que somos un paciente que vive en Madrid con un problema digamos por ejemplo de dermatitis, y los tratamientos que ha seguido hasta ahora no le han dado resultado. Este paciente lo que desea es buscar referencias sobre médico dermatólogos que le den confianza para resolver definitivamente su problema.

Una primera petición de búsqueda que realizará podría ser seguramete una algo bastante general como “Dermatólogos Madrid”. Seguramente después haga búsquedas más concretas acotando las respuestas que desea encontrar como puede ser “dermatólogos en Chamberí”, “especialistas dermatitis en Madrid” o la más que probable “opiniones dermatólogos Madrid”.

Pero vamos a ver que pasaría en el primer caso, y vamos a la caja de búsquedas de Google y ponemos en la caja de búsqueda de Google:

Dermatólogos Madrid  

 

Y el resultado es el siguiente:

posicionamiento dermatologos madrid

 

Los resultados que nos devuelve el buscador, los podemos clasificar en 3 grupos diferentes:

  1. El grupo nº1 encuadrado en rojo: Estos son los “enlaces patrocinados” de Google, es decir, son anuncios de  pago que aparecen como resultados de una búsqueda cuando alguien realiza una consulta relacionada con los mismos. Normalmente aparecerán 3 anuncios en la parte superior de la página de resultados y otros tantos en el margen derecho de la misma.
  2. El grupo nº2 encuadrado en verde: Son los “resultados de búsqueda locales”. Los resultados aparecen  normalmente debajo de los anuncios patrocinados, pero a veces pueden estar  en la mitad de la página. Además en la parte superior derecha aparecerá un plano (Google Maps) indicando sobre el mismo la posición de los resultados. Al hacer una búsqueda incluyendo el nombre de una localidad,      Google responde de manera distinta a como lo haría sin esta delimitación, ya que entiende que lo que  interesa es geolocalizar algo.
  3. El grupo nº3 encuadrado en azul: Son los “resultados naturales” de Google. Estos son los resultados que el buscador entiende que son los más interesantes y que mejor se adapta a la búsqueda que ha hecho el usuario, una vez rastreada, clasificada y valorada la información que tiene la web de destino de ese enlace.

Los criterios para aparecer en cada uno de estos espacios son diferentes, y el objetivo del profesional médico que quiere atraer pacientes a su consulta, debe de ser el de aparecer de una manera o de otra en alguno de estos en la primera página de resultados, cuando alguien hace una búsqueda relacionada con su especialidad.

* Este post es la continuación de la quinta parte de la “Guía práctica para atraer pacientes a través de Internet – PARTE V” dentro de una serie de artículos relacionados realizada por el equipo de MarketingMédico.

 

 

 

Valoración post