Como profesionales de la salud, tenemos una gran oportunidad de generar leads de calidad a través de vídeos de contenido médico, es decir, oportunidad de que un potencial paciente que está buscando información relacionada con mi especialidad, termine viendo un contenido desarrollado ad hoc para que llegue hasta mí.
Como la mayoría de vosotros ya sabréis, Youtube es el segundo buscador a nivel mundial por volumen de búsquedas, y la primera página en número de visitas medio diario (nada menos que 1.500 millones de visitas diarias), por lo tanto vale la pena hacer un esfuerzo para utilizar este canal para llegar a nuestros pacientes y usuarios.

páginas web mas vistas
Si todavía tienes alguna duda de si debes utilizar Youtube para posicionarte, utilizando vídeos de contenido médico relacionado con tu actividad para darte a conocer y posicionarte como referente de tu especialidad, te voy a dar 7 razones que te terminarán de convencer.

  1.  La primera ya la he comentado más arriba, y es que es el segundo buscador a nivel mundial, y España no es una excepción.
  2.  Además es un canal perteneciente a Google, y esto significa que lo que se publica en Youtube, tiene prioridad a la hora de aparecer en los resultados del buscador frente a otros medios como Daylimotion o Vimeo. Seguro que habrás podido comprobar cuando realizas alguna búsqueda, que no son pocos los casos en que entre los primeros resultados del buscador de Google, aparece uno o varios vídeos y siempre son de Youtube. Por lo tanto posicionarse en Youtube es posicionarse en Google.
  3.  La retentiva de contenidos mostrados a través de vídeos, es mucho mayor que los contenidos consumidos en formato de texto, además de ser mucho más cómodo y atractivo de consumir por parte de nuestros usuarios.
  4.  Recordar que en los vídeos podemos incluir enlaces directos a contenidos de nuestra web, por lo que es una estupenda herramienta de marketing médico y una vía para canalizar tráfico a nuestra web médica.
  5.  Para realizar un vídeo, tenemos que conseguir unos niveles de calidad aceptables y no vale cualquier cosa, porque en el sector de la salud es prioritario conseguir transmitir confianza. Dicho esto, para conseguir este nivel no hacen falta una gran cantidad de recursos. Nadie espera que cuando el que habla es un profesional de la salud, el vídeo que se reproduzca se parezca a un anuncio de BMW, y hoy en día las cámaras que tenemos todos en casa (incluso con un buen Smartphone), junto con un buen contenido pensado para el paciente y un poco de práctica (grábate y visualiza varias veces el vídeo antes de publicarlo), seguramente va a ser suficiente. Los usuarios que buscan contenidos sobre salud espera encontrar buenos contenidos y consejos, no grandes escenarios, giros de cámara o efectos visuales.
  6.  En Youtube al igual que en Google, se puede hacer un buen SEO y posicionarnos por las palabras clave que nos interesen que nos encuentre, con la diferencia que la mayoría de la gente todavía no dedica el mismo ímpetu y esfuerzo a hacerlo, lo que significa que tendremos menos competencia y será más fácil aparecer en los primeros puestos.
  7.  En Youtube se pueden establecer unos Kpi´s, medir resultados, hacer correcciones y modificaciones, volver a medir… Es decir se puede conseguir optimizar los resultados para alcanzar nuestros objetivos y mejorar nuestra visibilidad.

Por último comentaros que hay muchos programas de edición de vídeos, incluso gratuitos, que nos van a permitir mejorar las grabaciones que hagamos, recortar las partes que no queramos que aparezcan finalmente, subtitular los vídeos, etc. Son programas muy fáciles de manejar con una curva de aprendizaje muy baja.
Yo os invito a buscar vídeos que haya en Youtube actualmente relacionados con de vuestra especialidad, ver la calidad de los mismos y fijaros en el número de visualizaciones, y después compararlo con el número de páginas vistas de una de vuestras páginas de vuestra web. Creo que os animará todavía más a hacer una primera prueba y ver el resultado.

5/5 - (1 voto)